15 December, 2015
Amorim Revestimentos presenta Centro de Innovación Colaborativa e Investigación Aplicada

El nuevo espacio pretende optimizar y unificar la experiencia de todos los operadores del mundo del flooring en torno a los productos de Amorim Revestimentos y de la tecnología Corktech

Amorim Revestimentos acaba de inaugurar un nuevo Centro de Innovación Colaborativa e Investigación Aplicada, concebido por el estudio de arquitectura Barbosa & Guimarães a partir de un edificio industrial previamente existente en las instalaciones de la empresa. Esta es una nueva plataforma que surge del refuerzo de la apuesta de la empresa por su negocio principal, el corcho, y coincide con la misión de Amorim Revestimentos de «ser un operador global en el mercado de pavimentos y revestimientos, usando la tecnología Corktech como elemento diferenciador».

Con una superficie cubierta de 1000 m2 y una superficie total de 1200 m2, el espacio funcionará como un importante vehículo de comunicación de la tecnología Corktech, que potencia las características del corcho usando tecnología de vanguardia, un elemento distintivo que diferencia los pavimentos de Amorim Revestimentos de todas las demás soluciones existentes en el mercado, y que es posible gracias a la incorporación del corcho.

Según Nuno Barroca, Vicepresidente de Corticeira Amorim, «En un momento en que es cada vez más evidente la necesidad de incluir materias primas sostenibles y técnicamente eficientes en nuestro día a día, la elección de un suelo de corcho tiene que estar en el top of mind de los consumidores », a lo que añadió «Con este nuevo centro, Corticeira Amorim demuestra que la innovación forma parte de la cultura de la empresa, que diariamente cuestiona procesos, productos y servicios, y también los formatos de comunicación con las diferentes partes interesadas.”

El Centro de Innovación Colaborativa e Investigación Aplicada funcionará como un importante espacio de acogida de las partes interesadas y potenciará una interacción directa con los productos de Amorim Revestimentos. Se espera que, a través de un proceso de colaboración, surjan nuevas ideas de visuales y aplicaciones que posibiliten la valorización del corcho y de los diferentes productos.

Concebida con el objeto de poner de manifiesto la variedad y el potencial de las soluciones de Amorim Revestimentos, la presentación de los productos estará asegurada tanto física como virtualmente. Una de las innovaciones del espacio está relacionada con una sala de proyección virtual, en la que el visitante será invitado a simular diferentes ambientes partiendo de una selección de suelos y de revestimientos de pared.

El centro será asimismo un importante apoyo para la AR Academy, un departamento creado en 2014 que, tal como indica su nombre, es una academia de formación para públicos internos y externos (clientes, arquitectos, medios de comunicación), en torno a los productos de la empresa, sus especificidades y ventajas, donde se incluye información sobre la tecnología Corktech.

Además de la presentación de las gamas Wicanders de Amorim Revestimentos, se han seleccionado otras soluciones de corcho, tanto para revestir parte de la fachada exterior del edificio –donde se aplicó el aglomerado de corcho expandido– como en el auditorio –donde se usó el sistema Lambourdé, que combina este aglomerado con listones de madera–.

Concepto de proyecto:

«La zona de almacén de un edificio industrial ha recibido un nuevo espacio. Al rigor geométrico del edificio existente se ha sobrepuesto una nueva entidad. Orgánica, flexible, mutante, la nueva entidad define los espacios del auditorio, academia y resto del centro de Amorim Revestimentos.

Las nuevas formas, esculpidas en corcho, crean una realidad artificial que se beneficia de las principales características del material y las expone.

De una forma intrusiva, las nuevas volumetrías rasgan los alzados existentes, permitiendo la entrada de la luz, que baña abundantemente la sala de exposiciones y la academia.

El auditorio amplifica el ritmo monocorde de la estructura existente, generando una malla ortogonal que sistematiza la enorme diversidad de productos expuestos.

El auditorio, espacio más intimista, se recoge en el confort de la madera y del corcho.»

Pedro Guimarães, arquitecto líder del proyecto